SU SENTENCIA SIN EMBARGO LE TENÍA... 

Su sentencia, sin embargo, le tenía reservado mayor despecho, porque el doble pensamiento de la felicidad perdida y de un dolor perpetuo le atormentaba sin tregua.

Autor: John Milton

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:
Añade tus comentarios