LA META FINAL DE LA VERDADERA... 

La meta final de la verdadera educación es no solo hacer que la gente haga lo que es correcto, sino que disfrute haciéndolo; no solo formar personas trabajadoras, sino personas que amen el trabajo; no solo individuos con conocimientos, sino con amor al conocimiento; no solo seres puros, sino con amor a la pureza; no solo personas justas, sino con hambre y sed de justicia.

Autor: John Ruskin

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:
Añade tus comentarios