EL DÍA EN QUE SE SOSPECHE... 

El día en que se sospeche que el valor no es una consecuencia de una convicción, sino de un estado nervioso, estamos perdidos.

Autor: Pío Baroja

87.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:
Añade tus comentarios